Crazy Run: La isla de Choco flakes

Caso de éxito Crazy Run in Roblox o cómo crear una estrategia de marketing en el mundo del juego

Crazy Run, revolucionamos el desayuno con Choco flakes: Un viaje al metaverso

 Nuestro objetivo no era otro que la transformación:  

Dar a conocer la marca: Aumentar la presencia de Choco Flakes en el mundo de los videojuegos aliándonos con destacados streamers nacionales de Roblox, impulsando eficazmente la marca hacia el centro de atención.  

Identidad distintiva: Aprovechar la oportunidad que presenta la disrupción tecnológica para ser pioneros en nuevos modos de conexión y comunicación, provocando una revolución en el compromiso.  

Alcance sin precedentes: Romper con el ruido conectando orgánicamente con nuestro público objetivo de una forma divertida, audaz y completamente inesperada. 

Imagina una cocina transformada en un inquietante circuito de parkour: ese es el corazón de Crazy Run. Esta campaña, una mezcla dinámica de tres elementos básicos, crea momentos inmersivos de alegría, a la vez que forja conexiones emocionales duraderas.

Emoción en el juego: Soñamos, diseñamos y dimos vida a una cautivadora experiencia Roblox. En este reino virtual, una cocina corriente renace como un extraordinario desafío de parkour con 15 niveles llenos de adrenalina. La narrativa se inspira en la atrevida personalidad de Chocoflakes, sus elementos icónicos y el espíritu rebelde de su personaje.

Golpe maestro de amplificación: Twitch, YouTube, Twitter e Instagram cobraron vida con la presencia constante de Chocoflakes. A través de contenidos atractivos, dimos a conocer el juego, alimentamos el entusiasmo por la competición y fomentamos la participación de los usuarios. El punto álgido fue la reñida competición «Crazy Games», en la que los influencers se enfrentaron cara a cara para superar los retos del juego.

Personalización: Los jugadores tuvieron la oportunidad de ponerse skins que encarnaban el carácter extravagante de la marca, inyectando una dimensión personalizada única que resonó brillantemente en la comunidad Roblox.

Innovación Phygital: Incluso tendimos un puente entre los reinos físico y digital, tejiendo un juego oculto dentro del entorno Roblox. ¿Acceso exclusivo? Basta con escanear el código QR de la caja de cereales. Esta ingeniosa estrategia de gamificación no sólo garantizó la continuidad de la campaña, sino que también condujo a los usuarios directamente a las tiendas físicas.

¿Y cuál es el resultado final? Los números lo dicen todo:  

– Más de 100.000 usuarios entraron en el mundo virtual  

– Más de 1.000.000 de usuarios únicos interactuaron a través de Twitch, Twitter y YouTube.  

 ChocoFlakes recurrió al advergaming, el nexo de unión entre la publicidad y los juegos, para lograr estas increíbles hazañas. En un momento en que la industria del videojuego sigue creciendo, esta estrategia permitió a Chocoflakes llegar con autenticidad a un público joven y crear una mezcla perfecta entre el mundo virtual y el real.  

Pero hay más en esta historia. El advergaming sumerge a las marcas en la experiencia del usuario, generando auténticas conexiones emocionales. Cuando la publicidad se convierte en entretenimiento, el valor florece. La atención indivisa de los jugadores crea una vía única para establecer relaciones e impulsar el compromiso.